Hiperhidrosis (sudoración)

La hiperhidrosis consiste en un innecesario y exagerado aumento de la sudoración que afecta de un modo especial a las manos, axilas y pies. 


Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas bastante activas. 


La sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.  

Tratamiento

La sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, los cuales taponan los conductos sudoríparos. El tratamiento definitivo se hace con un medicamento tópico que seca las glándulas sudoríparas.   Nota: los desodorantes no previenen la sudoración, pero ayudan a reducir el olor de los pies